jueves, 17 de julio de 2014

Cap. 7: Algo en tí

Después de varios minutos de vuelo en el Tornado X, Jonibun y yo al fín llegamos a Chao Garden. Bajamos del avión y, al vernos, un montón de Chaos se acercaron a nosotros. En sus caritas se veían unas ganas de ser mimados que ni les cuento.
Jonibun: ¡Qué lindos son!

Tails: Ni que lo digas.

Chao 1: *le abraza un brazo a Jonibun* ¡Chao, chao! Chao chao. ^.^ [¡Hola, señorita! Quiero mimitos.]
Tails: *le acaricio la cabeza* ¿Te gusta así, amiguito?
Chao 1: Chao, chao. [Si, gracias.]
Los demás Chaos: Chao chao chao. Chao chao chao chao. [Nosotros también queremos mimitos.]
Jonibun: ¿Qué dicen?
Tails: Que quieren mimitos.
Jonibun: ¡Awwwwwwwwwwwwwwwwwwwww! ¡Ternuritas! >w< *abre los brazos* ¿Quién quiere un abrazo?
Todos los Chaos: ¡Chao! [¡Yo!] *se le tiran encima*
Jonibun: ¡Waaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa! *cae al suelo*
Tails: ¿Jonibun, estás bien?
Jonibun: *bajo una enorme pila de Chaos* Si, estoy bien.
Jejeje. ¿Qué se le va a hacer? Esas criaturitas si que son mimosas. Bueno, después de quitarle a Jonibun los Chaos de encima, estos comenzaron a fastidiarme a mí. Uno que quería un abrazo, otro que quería una canción de cuna, otro que quería jugar a "¿Donta bebé?" (ese era un Chao bebé)... En fín, si no fuera porque Jonibun me ayudaba con ellos, ya me hubieran vuelto loco.
Jonibun: *con un un Chao bebé sentado en sus piernas* *con sus manos cubriendo sus ojos* ¿Donta Chaito? *se los destapa* Aquí ta. :D *se los vuelve a tapar* ¿Donta Chaito? *se los destapa* Aquí ta. :D

Chao bebé: *aplaudiendo* ^^
Tails: *correteando con un montón de Chaos* Jejeje. Atrapenme si pueden, lentos.
???: *escondida en unos arbustos* *mirándome* (¿Soy yo o Tails está más guapo que de costumbre? ¡Bah! No importa. ¡Ay, Fiona! Si que eres tonta. ¿Cómo pudiste rechazar a ese zorrito tan adorable? ¿Qué más da? Me alegra que lo hayas hecho. Tails me ha rechazado varias veces, pero creo que esta vez va a ser distinto. Total, no creo que haya ninguna otra chica que pueda hacerme la competencia.)
Tan entretenido estaba correteando con los Chaos que no me dí cuenta lo mucho que me estaba alejando. Corría tan rápido que, de no haberme detenido, hubiese terminado cayendo en un lago que había ahí.
Tails: ¡Por poquito! -w-
???: *aparece detrás de mí* ¡Hola, Tailsito!
Tails: ¡WAAAAAAAAAAAAAAAA! *me caigo al agua por el susto*
???: Lo siento, lo siento. No quise asustarte. *me tiende la mano para ayudarme a salir del lago*
Tails: ¡AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAH! ¡UNA BRUJA! ¡AUXILIO! ¡AUXILIO! *me voy nadando muy rápido*
???: *usando su magia, vuela detrás de mí a gran velocidad* Esta vez no te me escaparás, cariño. *crea una red (como de pesca) de energía mágica, me la lanza y la red se cierra, atrapándome* *hace flotar la red hasta que los dos estamos a la misma altura* ¡Awwwwwwww! *me acaricia la cabeza* ¡Qué cabello tan suavecito tienes, amor! ^w^
Tails: *le doy un buen golpe en la mano* ¡Deja de acosarme, Regina! Entiende de una vez que no me gustas.
Regina: ¿Por qué? ¿Qué tengo de malo?
♪♪♪♪♪♪♪♪
Regina the Mousox:
Es la prima de Fiona (por desgracia). Es una ratón zorra (en los dos sentidos) de 9 años, muy presumida, manipuladora, egoísta, idependiente y astuta. Es una completa LOCA que me vive acosando. Regina posee poderes mágicos, pero, como su magia no es muy fuerte y luchar no sabe, su única forma de atacar es creando armas de energía mágica.
♪♪♪♪♪♪♪♪

Tails: Que no entiendes cuando te digo que no.
Regina: Soy así y punto. Cada vez que me acerco a tí, tu hermana y tus amigos siempre interfieren. Lo que me recuerda... *usando su magia, me quita mi comunicador*
Tails: ¡DÁMELO!
Regina: *lanza el comunicador al agua* *sarcástica* ¡Ups! Se me cayó.
Tails: ¡Maldita!
Regina: ¿Qué te parece si vamos a tomar algo por ahí?
Tails: ¿Qué tal si ese algo es veneno para ratas? Y ni pienses que lo voy a tomar contigo.
Regina: ¡Qué ocurrente eres, zorrito mío! Me gusta tu sentido del humor. Pero dejemos de perder el tiempo. Vamos a mi casa. Tengo una tarta de ricota que te va a encantar. *se va volando y la  red se va flotando tras ella*
¡Demonios! Lo que me faltaba. Lo que menos quiero es estar solo con esa loca. Regina está obsesionada conmigo desde hace tiempo y lo peor de todo es que no se rinde. Yo traté de zafarme de esa maldita red, pero no hubo caso. Y hubiera llamado a los demás si no fuera porque Regina lanzó mi comunicador al agua. Y para colmo, dejé mi celular en el Tornado X. Tuve que ponerme a gritar hasta que se me secó la garganta. Pero creo que nadie oyó mis gritos. Lo único que me quedaba era usar la cabeza.
Tails: ¿Reginita, cuanto falta para que lleguemos a tu casa?
Regina: Unos minutos más y ya.
Tails: Tengo que ir al baño.
Regina: ¿Justo ahora?
Tails: Si. Ya no aguanto. Me voy a orinar encima si no me sueltas.
Regina: Está bien, está bien. Pero que sea rápido. *deshace la red*
Tails: Gracias. *voy a los arbustos* *detrás de los arbustos* (¡Idiota!) *me estoy por ir volando, pero una cadena de energía mágica aparece en mi tobillo* ¿Pero qué?
Regina: *agarrando el otro extremo de la cadena* ¿Acaso piensas que soy estúpida?
Tails: ¿Te respondo?
Regina: No es necesario. *jala la cadena, haciéndome caer*
Tails: ¡Au! >.< *Regina me agarra del brazo, me levanta y me abraza, pegándome a ella* *trato de zafarme* ¡SUELTAME! >_<

Regina: No le puedes gritar así a tu nueva novia, cielito. *me comienza a rascar las orejas, como si yo fuese un gatito*
Tails: *inevitablemente, comienzo a ronronear*
Regina: ¿Te gusta, verdad?
Tails: No es justo. Sabes que no lo puedo evitar.
Regina: Me encanta oir esos ronroneos. Ahora vamos a casita. No quiero que la tarta que reservé para tí se enfríe demasiado.
Tails: ¡Déjame!
Regina: Ni en sueños.
???: *con voz demoníaca* ¿Estás sorda o qué? Dijo que lo dejes.
Regina: *deja de rascarme las orejas y yo de ronronear* ¡Oh, mier**! Esa voz la conozco. O_OU
Tails: *miro al cielo* ¡Jonibun!
Jonibun: *con los ojos rojos y un par de alas de demonio saliendo de su espalda* *aterriza y mira a Regina de un modo frío* ¡Regina!
Regina: ¿Se puede saber qué haces aquí, Bolt?
Jonibun: *mete las alas* No tengo que darle explicaciones a una pu** como tú. Ahora suelta a Tails si no quieres que te deforme la cara a golpes.
Regina: No te atreverías.
Jonibun: Claro que me atrevo. Y te voy a dar una golpiza extra por lo que le hiciste a mi hermano, perra.
Regina: ¿Con qué si, eh? *me suelta y la cadena desaparece de mi tobillo, pero, antes de que me pudiera ir siquiera, una jaula de energía mágica se materializa a mi alrededor, Regina hace flotar la jaula y la deja sobre la copa de un árbol* Está bien. Si quieres pelear, peleemos. Si tú ganas, suelto a Tails. Si yo gano, me lo llevo.
Tails: ¡Oye! Yo no soy un trofeo.
Regina: *me mira* Tranquilo, pimpollito. No me tomará mucho tiempo acabar con ella.
Tails: No me llames "pimpollito".
Jonibun: *mira a Regina con desprecio* Vas a lamentar el día en que viniste a mi reino. ¡ZORRA! D:< *comienza a correr hacia Regina*
Regina: *su mano izquierda comienza a brillar* No me asustas. *una ballesta de energía mágica se materializa en sus manos y comienza a dispararle flechas de energía mágica a Jonibun con ella*

Tails: ¡JONIBUN, CUIDADO! D:
Jonibun: *evade las flechas sin ningún problema* ¿Es todo lo que tienes? *da un gran salto, evadiendo una flecha, y se sostiene en el aire con sus alas de demonio* ¡Ahora verás! ¡BOLT SPHERES! *comienza a lanzarle esferas de energía eléctrica acumulada a Regina*
Regina: *un escudo de energía mágica aparece a su alrededor, protegiéndola del ataque de Jonibun*
Jonibun: *le lanza cada vez más fuerte sus esferas eléctricas*
Regina: (Espero que el escudo aguante. No contaba con que la princesita consentida se volviese tan fuerte.) *el escudo comienza a agrietarse por recibir tantos impactos* (¡Demontres!)
Jonibun: ¡MUERE! ¡MUERE! ¡MUERE! D:< *levanta sus manos bien alto, crea una esfera eléctrica enorme y se la lanza a Regina*
Regina: *la esfera impacta contra el escudo, haciéndolo trizas, y Regina sale volando por los aires y choca contra un árbol* ¡Au! >.< *cae al suelo*
Jonibun: *vuela en picada hacia Regina* ¡VAS A MORIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIR! D:<
Regina: *se levanta como puede y materializa una espada de energía mágica* Ni creas. *se la clava en el brazo a Jonibun*
Jonibun: ¡AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAH! >0<
Tails: ¡JONIBUN! D:
Regina: *hace aparecer una pistola de energía mágica en su mano libre y apunta a Jonibun con ella* ¿Últimas palabras, Bolt?
Jonibun: ¡Ilusa! *le quita la pistola de una patada y, acto seguido, le da un puñetazo en la cara*
Regina: *sale volando por el puñetazo* >_<
Tails: ¡Eso es, Jonibun! Ya la tienes.
Jonibun: *se quita la espada del brazo, pone su mano en la herida, su mano comienza a brillar y la herida desaparece* *le dirige una mirada asesina a Regina* Y ahora, *pone una sonrisa entre sádica y psicópata* es hora  de que pagues por lo que le hiciste a Zack. *se truena los nudillos mientras se acerca a Regina*
Regina: *algo asustada* No... te me acerques. *una maza medieval enorme de energía mágica se materializa en sus manos y trata de golpear a Jonibun con ella*
Jonibun: *evade los mazazos, agarra a Regina de la maza cuando trata de darle otro golpe y le da un rodillazo en el estómago*
Regina: *cae al suelo, agarrándose el estómago* >~<
No conforme con eso, Jonibun siguió atacando a Regina con fiereza, agresividad y con tanta fuerza que la cara de Regina comenzó a sangrar por los golpes que recibía (Moraleja: Nunca hagan enojar a un demonio [o semidemonio en este caso].). Los ataques de Jonibun eran tan rápidos y tan repentinos que Regina no podía ni defenderse ni evadirlos. Por un lado, me alegraba de la situación. Regina tenía que escarmentar de alguna forma. Pero, por otro lado, me estaba asustando de la forma en que Jonibun estaba actuando. Parecía una fiera salvaje a la que nadie puede controlar. Regina apenas podía mantenerse consciente. Estaba tan débil que, por suerte, la jaula en la que yo estaba desapareció.
Jonibun: *con un aura negra a su alrededor y con los ojos totalmente rojos* *agarra a Regina del cuello* ¿Últimas palabras antes de que te mande al otro mundo?
Regina: *lloriquea de dolor y de miedo*
Jonibun: *levanta su mano libre y la transforma en una garra demoníaca* ¡Sayonara! *aleja su garra, tomando impulso para clavársela en el pecho a Regina, pero, antes de que pudiera hacerlo, yo la agarro del brazo lo más fuerte que puedo* ¡Sueltame, Tails!
Tails: Jonibun, detente, por favor. Sé que Regina puede ser taimada, odiosa, engreída y tan inaguantable que hasta dan ganas de matarla, pero te meterás en muchos problemas si lo haces. Por lo que más quieras, calmate.
Jonibun: *se tranquiliza y vuelve a la normalidad* *suspira y suelta a Regina*
Regina: *cae al suelo* ¡Au! >.<
Jonibun: D:< *apretando los dientes y los puños* Vete de aquí antes de que me arrepienta.
Regina: *asiente con la cabeza y, con sus últimas fuerzas, desaparece*
Tails: *abrazo a Jonibun* Sabía que no la matarías. ^_^
Jonibun: *me corresponde el abrazo* Lo hubiese hecho si no fuera por tí. Es casi imposible controlarme cuando estoy así.
Tails: *los dos nos soltamos* Gracias por salvarme de Regina.
Jonibun: No hay de que. Para eso están los amigos. ¿No? Además, ser rehén de Regina es un destino que no le desearía ni a mi peor enemigo.
Tails: Estoy de acuerdo. Preferiría arrancarme las dos colas y tragármelas antes que estar atrapado con esa bruja. Por cierto, ¿de dónde se conocen? ¡Un momento! ¿Ella es la Regina de la que hablaba Zack ayer?
Jonibun: Si. Esa maldita abusó de la confianza de mi hermano. Lo enamoró y le rompió el corazón cuando se aburrió de él. GRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRR. ¡Cómo la odio!
Tails: Ahora entiendo porque reaccionaste así. Pero no vale la pena que ahora te hagas mala sangre por una chiruza de cuarta como ella.
(Nota: En mi país, Argentina, "chiruza" es una forma menos fea de decir "pu**".)
Jonibun: *tranquilizándose* Tienes razón.
Tails: ¿Vamos a otro lado?
Jonibun: Me parece bien.
Los dos emprendimos una larga caminata hacia el Tornado X. Durante ese trayecto, Jonibun no paraba de mirarme fijo. Decidí no darle importancia. Quizás solo estaba pensando en algo.
Jonibun: (No lo entiendo. Cuando estoy tan furiosa, no razono bien ni pienso en las consecuencias de mis actos. Pero tú, Tails, lograste hacerme reflexionar. ¿Cómo lo hiciste? Hay algo en tí que dominó mi furia asesina. ¿Pero qué? Nadie logró calmarme con palabras, pero para tí fue fácil hacerlo. ¿Qué me pasa?)

3 comentarios: